Contacto
Línea de ayuda:
Contacto:

Teléfono de atención al cliente +34 91 0602 262 9-18

descarga la app de wnm

Teléfono de atención al cliente 9-18

+34 91 0602 262

0
Cesta:

0 EUR

  • No hay productos en la cesta

En total: EUR

paź 05

Interiores para gente feliz

Filosofía

Dinamarca es uno de los países más felices del mundo. Cada año consiguen el primer lugar en concursos estilo World Happiness Report. ¿A que es asombroso? Sobre todo teniendo en cuenta que cada año tienen 180 días lluviosos, y en el resto el calor y el sol no son tan frecuentes. Sin embargo, la falta de sol, el tiempo caprichoso y la menor producción de vitamina D no se traducen directamente a depresiones o a humor malo. Al contrario, los daneses han perfeccionado una habilidad que muchos otros países deberían aprender: la habilidad de disfrutar de las cosas pequeñas. Hygge es una filosofía difícil de describir en unas pocas frases. Afecta a prácticamente todas las esferas de nuestra vida. Uno de sus pilares es la casa, que desde el principio se diseña de manera que suponga el lugar ideal para relajarse y descansar.


Bases


El estilo escandinavo y la filosofía hygge están estrechamente relacionados, por lo que cuentan con muchos elementos básicos en común. Pinta las paredes de color crema o gris: estas tonalidades aclaran el interior, lo aumentan visualmente y serán la base perfecta para diseñarlo. Lo mismo se aplica a los suelos y las puertas: cuanto más claros, mejor. Los muebles de madera clara encajan perfectamente con esta filosofía, sobre todo los de color natural o tonos blancos y grises. Su forma debería ser sencilla, e incluso cruda, ligera y sobria. Los interiores estilo hygge están repletos de materias primas naturales como la madera, el lino, el algodón o la piedra. El objetivo de todo esto es hacer que el interior sea más cálido y volverlo más acogedor y relajante. Cualquier tonalidad natural de la tierra está indicada: beige, gris, marrón, verde y blanco roto. Una base moderada como esta tiene otra ventaja, y es que se puede cambiar con facilidad el estilo de todo el piso usando complementos, sin tener que hacer obras fastidiosas ni cambiar todo el mobiliario. El corazón de la casa es el sofá, donde que se centra la vida familiar vespertina. Decóralo con cantidad de cojines y cuelga del respaldo una manta de lana gruesa, el elemento indispensable de un interior estilo hygge.


Iluminación


Velas, velas, ¡y más velas! Cuantas más, mejor. La iluminación es uno de los elementos más importantes de la decoración hygge, junto con los materiales naturales y los colores moderados. La principal fuente de luz debe ser suave, cálida y ligeramente tenue. Si colocas velas, farolillos y lámparas en distintos lugares de la habitación podrás crear el clima perfecto. Olvídate de la iluminación potente de techo y apuesta por unos pocos puntos iluminados en el techo o por pequeñas lámparas. Una luz de intensidad moderada favorece el relax y el descanso. Además, crea un ambiente cálido en casa. La filosofía hygge consiste, entre otras cosas, en estar más cerca de nuestros seres queridos. Aunque parezca algo básico, en los tiempos ajetreados que corren, nos cuesta dedicarle aunque sea unos momentos para conversar con tranquilidad con nuestra familia. Se ha demostrado que dispersar la luz no sólo relaja, sino que también favorece el estrechamiento de lazos y una creación de un ambiente más íntimo y casero.


Dormitorio


El dormitorio de un interior estilo hygge es un lugar clave en la casa. Es el summum del bienestar y un oasis de tranquilidad. Debe ser claro, moderado y cómodo, y favorecer el relajamiento y el descanso. Además, debe suponer un refugio al que quieras volver para sentirte seguro y distanciarte del ajetreo de tu día. Tiene que ser tu zona de confort privada, así que todos los muebles y accesorios deben ayudarte a cumplir este objetivo. El papel principal lo representa una cama resistente y cómoda. Su forma debe estar lo más simplificada posible y debe estar hecha de madera maciza. Las mantas, las almohadas, los cobertores... Todos estos accesorios no sólo le dan un toque cálido al piso y lo decoran, sino que te servirán para acurrucarte entre ellos, leer un buen libro y beber un café caliente. Las mantas y las almohadas son una sena de identidad hygge: básicamente se encuentran en cualquier habitación. Su función principal es ayudarnos a hacer una pausa, descansar y ovillarse en ellas. La colada y la plancha pueden esperar.

 Fabian

 
Nuestra propuesta: Cama Fabian de dimensiones 200 x 160 cm

 

Nuestras ideas

 

Los

Paint 2

paint3

 * Imágenes sacadas de Pinterest

Entrega gratis
Envío rápido
100 días de plazo de devolución
Compras seguras