Teléfono de atención al cliente 9-18

+34 91 0602 262

Cesta:

0 EUR

  • No hay productos en la cesta

En total: EUR

  • novedades
  • La habitación de una princesa: ?cómo disenarla en un fin de semana sin gastarte un pastón?

gru 13

La habitación de una princesa: ?cómo disenarla en un fin de semana sin gastarte un pastón?

De pequenas todas sonábamos con ser princesitas. Tarde o temprano, todas las ninas pasan por una etapa de fascinación por los personajes de cuentos, suenan con un castillo, vestidos de gala y príncipes azules. Esos momentos son la magia de la infancia que recordamos durante toda la vida. Hoy os ensenaremos a transformar una habitación corriente en unos aposentos de princesa gracias a unos pequenos cambios de bajo coste.

 

Color

 

Lo más probable es que no podáis prescindir de pintar las paredes, pero las soluciones disponibles en el mercado os permiten hacerlo rápidamente y tenerlas secas en unas horas. Seguro que os lleva más tiempo elegir el color de las paredes. Como todos sabemos, !las princesas son muy exigentes! También las hay bondadosas y propensas a negociar, pero suelen dejar una cosa clara: “!podéis pintarla de cualquier color, con tal de que sea rosa!”

 

Al disenar la habitación de vuestra princesa, recomendamos tener en cuenta las ideas y las necesidades de la nina, aunque el rosa chillón no sea nuestro color favorito. Una buena idea es llegar a un acuerdo, por ejemplo pintar dos paredes del color que elija vuestra peque y dos de un color más neutral. También recomendamos buscar el tono ideal junto con la pequena dama, por ejemplo llevadla a la tienda de bricolaje o ensenadle los distintos modelos disponibles en la web. También es bastante probable que, al ver la cantidad de colores disponibles, os sorprenda y elija otro tono totalmente diferente. Si las negociaciones se estancan y vuestra peque se empena en pintar toda la habitación de rosa, recomendamos presentarle distintas variedades del mismo color y ensenarle que puede tener varias tonalidades. Tenemos rosa palo, fucsia y demás tonos parecidos, ?no es así?

 

Si a vuestra hija le convence la idea de pintar dos paredes de otro color que no sea el rosa, es bueno saber qué colores combinan a la perfección con el tono elegido. Los grises claros van de lujo en este caso, al igual que el color menta tan popular últimamente, o el beis y el azul cielo. Gracias a esta disposición, la habitación quedará dulce como un pastel y lo más cuca del mundo, justo como les gustan a las princesas.

 

Pokój ksiê¿niczki

 

Lechos palaciegos

 

Ninguna princesa puede prescindir de su lecho palaciego. Aunque no lo parezca, es posible conseguir un resultado de ensueno a bajo coste y con el mínimo esfuerzo.

 

Las camas del estilo de los cuentos tienen un encanto indudable, aunque no dejan demasiadas opciones para modificarlas cuando vuestra peque deje de fliparlo con las princesas de cuentos. Además, son poco prácticas y suelen ocupar mucho sitio. La manera más sencilla y rápida de crear una cama digna de una princesa es apostar por un mueble sencillo y atemporal, y decorarlo con los accesorios adecuados. Como base os vendrá genial una cama baja cuyo color de fábrica podáis elegir según vuestras preferencias. Si tenéis las paredes de color rosa, una cama blanca o de color natural quedará fantástica. No obstante, no hay razón para que no elijáis el rosa si la nina quiere un estilo pink total. Para crear una cama verdaderamente palaciega, lo más importante son los accesorios. Centrémonos en ellos.

 

Dosel – un clásico que no puede faltar en ningún lecho real. Puede ser de esos enormes que recuerdan a los de terciopelo de los aposentos reales, o puede ser ligero, de tul o muselina, que también haga las veces de mosquitera. Además, se puede decorar este tipo de doseles con una guirnalda con estrellas, y por dentro se pueden poner lucecitas para hacerlo más acogedor.

 

Cabecero – en firma de corona o diadema. Se trata de una idea perfecta y de bajo coste para darle un toque original a la cama y que satisfaga a nuestra princesita. Podéis bordarlo vosotros mismos e instalarlo en la pared, o pegarlo en forma de pegatinas. Unos dibujos hechos a mano también quedarán de lujo.

 

Accesorios dignos de una princesa

 

Toda princesa que se precie debe tener un tocador en sus aposentos, o al menos un espejito en el que pueda mirarse y admirar su increíble belleza. Hay otros accesorios igual de importantes, por ejemplo unos marcos en forma de corona o carroza, unos revestimientos mullidos o las almohadas. No nos olvidemos de la luz, ya que influye en gran medida en el aspecto de la habitación de ensueno y le dan un clima de misterio. Para conseguirlo no tenéis que quitar las lámparas de techo ni echar abajo las paredes. Solo necesitáis colocar unas lamparitas y bolas de algodón alrededor de la cama o en la mesita de al lado. Además de proporcionar una luz cálida y tenue que invita a jugar, cumplen la función de lámparas de noche.

 

WNM Group

Entrega gratis
Envío en 24h
100 días de plazo de devolución
Compras seguras