Contacto
Línea de ayuda:
Contacto:

Teléfono de atención al cliente +34 91 0602 262 9-18

descarga la app de wnm

Teléfono de atención al cliente 9-18

+34 91 0602 262

0
Cesta:

0 EUR

  • No hay productos en la cesta

En total: EUR

  • Start
  • Novedades
  • ¿Por qué merece la pena comprar una cuna portátil para tu recién nacido?

gru 07

¿Por qué merece la pena comprar una cuna portátil para tu recién nacido?

A la hora de completar el mobiliario para el nuevo miembro de la familia que está a punto de llegar, elegir su cuna es una cuestión fundamental. ¿Cuna clásica o portátil? ¿Qué va a ser más práctico? ¿Qué mueble va a durar más tiempo? ¿En cuál se sentirá más cómodo el bebé? Podríais pensar que las cunas portátiles tipo mecedora hace medio siglo que ya no se llevan, pero desde que los padres son cada vez más responsables, vuelven a estar de moda. ¿En qué consiste el fenómeno de este mueble? ¿Es realmente necesario?

Para entender bien la función de una cuna portátil, primero debemos analizar la cuestión del balanceo. Al oír a un bebé llorar, instintivamente lo cogemos en brazos y lo mecemos de un lado a otro o de arriba a abajo. Se trata de uno de los métodos más eficaces y antiguos de tranquilizar al infante, pero va más allá de eso. Que sepáis que, al contrario de lo que puedan decir las abuelas, las tías y otras personas, un niño no se acostumbra a que le mezan, ya sea en brazos o en la cuna. Ese balanceo forma parte de la vida del niño ya desde los primeros meses del embarazo, ya que nota ese movimiento en el vientre de su madre. Por eso los bebés reaccionan tan bien cuando les mecen, ya que se trata de una prolongación del estado natural que conocen y que les hace sentirse seguros. El balanceo debe ser tranquilo, armonioso y seguir el mismo ritmo, de la misma manera que lo sería en una mecedora.

Además, se ha demostrado científicamente que el balanceo ayuda a desarrollar la inteligencia del niño. Las investigaciones realizadas indican que durante ese movimiento, se forman nuevas sinapsis en el cerebro del bebé, lo que influye positivamente en su potencial intelectual.

Además, es una manera perfecta para estimular el laberinto, cuyo desarrollo tiene lugar de forma más intensa durante el primer año de vida. Esto a su vez influye enormemente en el desarrollo de la integración sensorial, es decir, activa el sistema vestibular responsable de la integración de las sensaciones provocadas por estímulos concretos. Gracias al balanceo de la cuna, el sistema vestibular es capaz de combinar sensaciones independientes en un conjunto coherente. Otra consecuencia integral a la estimulación del laberinto gracias al balanceo es que el niño desarrolla su lenguaje más rápido. Esto ya ha sido demostrado por diversas investigaciones independientes: los niños que obtuvieron las dosis de balanceo adecuadas empezaron a hablar mucho antes.

Durante el balanceo y la estimulación del laberinto, también se desarrolla la motricidad, lo que se traduce en un desarrollo del sentido del equilibrio, la coordinación motora y la propiocepción. Los niños mecidos empiezan a sentarse, gatear y caminar antes. Además, son más hábiles en el parque y consiguen mantener mejor el equilibrio que otros niños de su edad. 

Ventajas prácticas de una cuna mecedora

Además de las indudables ventajas para el desarrollo adecuado del niño, la cuna mecedora también tiene otras virtudes que la convierten en el lugar perfecto para dormir durante los primeros meses de vida. En primer lugar, son mucho más pequeñas que las cunas tradicionales; no cabe duda de que eso es una gran ventaja. Gracias a su pequeño tamaño, el bebé se siente más seguro que en una cuna tradicional. El espacio más reducido hace que el niño no se sienta sólo en la inmensidad de la cuna (según su perspectiva), lo que sin duda se traduce en la calidad del sueño del peque. Además, cabe sin problemas en cualquier habitación, da igual lo pequeña que sea, sobre todo si la queréis colocar al lado de vuestra cama. Una cosa que debéis comprobar a la hora de elegir este tipo de cunas son las ruedas. Gracias a ellas, podréis mover la cuna con facilidad y llevarla a cualquier sitio de vuestro hogar, lo cual es de gran utilidad si tenéis una casa bastante amplia, o simplemente si queréis tener al crío a la vista en todo momento. Además, las cunas mecedoras son preciosas y atemporales. Al elegir el modelo para vuestro bebé, recomendamos comprobar el material del que está hecho y los elementos de seguridad que posee (como los cantos redondeados).

Entrega gratis
Envío rápido
100 días de plazo de devolución
Compras seguras