Teléfono de atención al cliente (8-18, sábado: 10-15)

+34 91 0602 262

Cesta:

0EUR

  • No hay productos en la cesta

En total: EUR

  • novedades
  • Habitación para ninos: ?compartida o individual?

mar 08

Habitación para ninos: ?compartida o individual?

En otros tiempos la elección estaba clara: una habitación compartida por hermanos era algo totalmente normal. La mayoría de nosotros hemos compartido habitación con nuestro hermano o nuestra hermana. Pocas familias se podían permitir darle una habitación particular a cada uno de sus hijos, no solo porque entonces los pisos eran más pequenos, sino también porque por aquel entonces era normal que compartieran.

 

Se podría pensar que con una superficie que permita darle a cada nino su habitación, la elección está clara. Las habitaciones individuales tienen la ventaja de que permiten crear un espacio particular para cada nino, considerando su edad, sus necesidades y sus gustos. Sin embargo, incluso los padres que habían jurado que en el futuro sus hijos no compartirían habitación en ningún caso, a la hora de organizar el espacio para ellos se encuentran ante un gran dilema. Al parecer, incluso teniendo la cantidad de habitaciones suficiente, cada vez se decide más a menudo poner a los ninos juntos en una. Entonces, al final qué, ?juntos o separados?

 

Ventajas de la habitación compartida

 

El tema de la habitación compartida suele aparecer cuando el nino mayor ya tiene su habitación, y el pequeno ya ha crecido lo suficiente para poder dormir del tirón sin tener que estar pendiente él. Antes de instalar al hermano pequeno en la habitación del mayor, debéis hablarlo con él, ya que si os saltáis este paso puede acabar tratando al pequeno como un intruso. Si la diferencia de edad entre ellos es pequena, compartir habitación es una idea maravillosa, sobre todo si están en una edad en la que pueden comunicarse y jugar sin problemas. La principal ventaja de la habitación compartida es que los ninos pasan juntos más tiempo, no solo jugando, sino también durmiendo. La presencia de otra persona en la habitación, aunque sea el hermano pequeno, en muchos casos ayuda a solucionar sus miedos a la oscuridad o a los monstruos del armario. También se ha demostrado que cuando los ninos duermen juntos en una habitación, la calidad y la duración del sueno mejora, y su sensación de seguridad aumenta. Cuanto más tiempo pasen juntos, mejor será su relación. Hay investigaciones que demuestran que los ninos que comparten habitación tienen lazos emocionales más fuertes y son más abiertos en cuanto a la comunicación interpersonal. Aunque os parezca que meter a los ninos en una habitación es una bomba de efecto retardado y la receta perfecta para discusiones, peleas y guerras por los juguetes, tened en cuenta que esto forma parte del proceso natural de socialización. Al tener a su disposición un espacio concreto, los ninos aprenden a compartir y a respetar las necesidades de los demás. Se ha demostrado que una habitación compartida por hermanos es una idea genial para ensenarles tolerancia, empatía y respeto, aunque desde fuera parezca que están todo el día como el perro y el gato. Otra ventaja es el hecho de que, aunque al principio los ninos se muestren reacios a colaborar y establecer reglas comunes, aprenden muy rápido a solucionar conflictos y llegar a acuerdos. No me diréis que no son habilidades importantísimas que dan sus frutos en la vida adulta.

 

El momento adecuado para las habitaciones individuales

 

Pueden pasar anos hasta que sea necesario separar a los críos en habitaciones individuales, o incluso puede que ni sea necesario. Normalmente, cuando los ninos llegan a la pubertad, los padres deciden poner a cada uno en una habitación. Sin embargo, es una cuestión muy individual, ya que a veces los hermanos están la mar de contentos juntos incluso hasta que se van de casa. Normalmente esto ocurre con hermanos del mismo sexo, pero no siempre. En cualquier caso, cuando decidáis meterlos en una habitación y cuando organicéis sus habitaciones individuales, lo aconsejable es que cada nino tenga su rincón particular aunque compartan. Por otro lado, a la hora de meter a los ninos en una habitación compartida, debemos garantizar que sea ergonómica y aprovechar su superficie al máximo. Una opción cómoda y económica son las literas que se puedan separar en dos camas individuales. Este tipo de mueble viene de lujo en la habitación compartida, ya que ocupa poco lugar y permite configurar el resto del espacio con total libertad. Ya hemos hablado largo y tendido de las ventajas de las literas. El hecho de que sigan siendo el modelo de cama más elegido para los hermanos da fe de su funcionalidad. Solo queremos volver a recalcar que además de que ayudan a planificar la habitación mejor, las literas ofrecen posibilidades adicionales para jugar y hacer modificaciones, de lo que ya hemos hablado aquí (enlace). Las literas que se pueden dividir en dos camas individuales permiten matar dos pájaros de un tiro: ahorráis espacio en la habitación compartida y no tenéis que comprar camas individuales al separar a los críos. Así, ahorráis tiempo y dinero, además de que es una solución mucho más cómoda.

 

WNM Group

Entrega segura
Envío en 24h
100 días de plazo de devolución
Compras seguras