Teléfono de atención al cliente (8-18, sábado: 10-15)

+34 91 0602 262

Cesta:

0EUR

  • No hay productos en la cesta

En total: EUR

  • novedades
  • Una habitación para sonadoras de estilo shabby chic

sty 26

Una habitación para sonadoras de estilo shabby chic

El estilo shabby chic, aunque es relativamente joven, ya cuenta con una gran cantidad de adeptos. Nos cuesta pensar en una moda de interiores más acogedora y plácida que el shabby chic. Tiene algo que hace que siempre queramos volver a él. Las primeras menciones sobre el estilo aparecieron en 1980 en la revista The World of Interiors, así que su historia no es muy extensa. Aunque el nombre no os diga mucho, seguro que lo reconoceréis después de leer el siguiente párrafo.

 

Un interior decorado al estilo shabby chic parece recién sacado de una novela de Jane Austen o de Lucy Maud Montgomery. Seguro que muchas de vosotras habéis deseado viajar en el tiempo a la época de Ana la de Tejas Verdes o Sentido y sensibilidad. El romanticismo, la nostalgia y la melancolía son la quintaesencia del estilo shabby chic. Así pues, si tenéis una pequena sonadora en casa a la que le gusta ensimismarse, os garantizamos que se sentirá como pez en el agua en una habitación de este estilo.

 

Paredes

 

La base de color del estilo shabby chic seguro que les gustará tanto a los padres como a los ninos. En la mayoría de interiores de este estilo, la base es el blanco y los colores pastel, como violetas claros, azules cielo difuminados, amarillos blanqueados o un delicado color menta. No obstante, cabe mencionar que las paredes no tienen por qué ser lisas. Una opción muy popular es anadir unos tonos rosas en forma de papel pintado o pegatinas. También quedan fantásticos los patrones de corazones, ángeles o alguna rejilla suelta. El objetivo es que quede acogedor, cálido y muuuuuy dulce. Tened en cuenta que la habitación del nino ha de ser su refugio. Para ello, los colores pastel son los más adecuados para crear un interior cálido. Como no son chillones, ayudan a concentrarse y a dormir. La habitación al estilo shabby chic es una gran alternativa, por ejemplo, si queréis llegar a un acuerdo con vuestra hija. Ya sabéis que a veces vuestras preferencias pueden ser totalmente opuestas. Gracias a la paleta de colores pastel, se puede lograr un efecto muy femenino sin tener que pintar las paredes de rosa.

 

Muebles

 

Los muebles llevan la voz cantante en la habitación shabby chic. Deben parecer heredados de la bisabuela. Por lo tanto, si tenéis en el trastero alguna cómoda antigua o algún tocador sin usar, no dudéis en cogerlos. Los interiores estilo shabby chic se basan en muebles antiguos o envejecidos, ya que poseen mucho encanto e historia. Renovar un mueble viejo y darle unos retoques característicos no es difícil ni lleva mucho trabajo. Solo necesitáis lija, una pintura pastel e instrumentos para envejecer muebles. Vosotros mismos veréis la felicidad que da renovar un mueble a mano, sobre todo si el mueble en cuestión trae recuerdos del pasado. Si vais a retocar una cómoda o un armario antiguos, además de darle el efecto desgaste, recomendamos cambiar las asas y los mangos por otros de porcelana o latón. Así, el mueble encajará perfectamente con el estilo.

 

Sin embargo, a la hora de disenar el hogar, hay muebles que tienen que comprarse nuevos pensando en los futuros usuarios. Es lo que ocurre con la cama, por ejemplo. En su caso, recomendamos contemplar todas las opciones. Las camas shabby chic deben estar hechas de madera, ya que es la materia prima que mejor encaja con este estilo. Además, su estructura debe dar la impresión de que son ligeras para no recargar la habitación. En este estilo encajan perfectamente las camas rústicas con un cabecero alto y una parte delantera ligeramente elevada. Recomendamos apostar por un mueble de color blanco o natural, ya que no solo combinará de lujo con el colorido del interior shabby chic, sino que también puede encajar con otro estilo cuando nos apetezca un cambio.

 

Accesorios

 

Si queréis adquirir accesorios para vuestra habitación estilo shabby chic, recomendamos que sean de colores básicos, como pasteles o blanco. Podéis completar el estilo y darle el toque final con varias almohadas de patrones floridos, cortinas ligeras y una alfombra de cuerda. Una idea interesante es decorar vuestra habitación con encajes y volantes decorativos. El shabby chic es un estilo que da pie a la creatividad. Si hay una palabra que no define a esta tendencia, es minimalismo. Por lo tanto, aconsejamos complementarlo con todo tipo de objetos decorativos, sobre todo aquellos que puedan usarse de distintas formas. Por ejemplo, las cestas de mimbre blancas, los joyeros y los estuches son una opción perfecta para almacenar distintos objetos y decoran de maravilla la habitación. 

 

WNM Group

 

 

Entrega segura
Envío en 24h
100 días de plazo de devolución
Compras seguras