Teléfono de atención al cliente (8-18, sábado: 10-15)

+34 91 0602 262

Cesta:

0EUR

  • No hay productos en la cesta

En total: EUR

  • novedades
  • ?Cómo organizar la habitación de un alérgico?

gru 28

?Cómo organizar la habitación de un alérgico?

En mayo os contamos qué barnices de muebles y qué pinturas son seguras para los ninos alérgicos. Hablamos de todos los tipos, ya que el organismo debilitado del alérgico reacciona de manera mucho más brusca ante las sustancias irritantes. Os animamos a echarle una ojeada al artículo dedicado a las pinturas para alérgicos y a los certificados que deben poseer y a las técnicas para pintar paredes. Lo tenéis AQUÍ

 

Hoy nos vamos a centrar en consejos prácticos para organizar la habitación de un nino con alergia diagnosticada. Al recibir el diagnóstico en la consulta del médico, muchos padres entran en pánico. Tienen la sensación de que su vida ha dado un giro de 180 grados y de que no solo van a tener que modificar su entorno, sino toda su vida. Hay que poner algo de esfuerzo a la hora de arreglar el espacio de un alérgico, pero no es tan complicado como pudiera parecer.

 

Básicamente debemos saber que la alergia es un problema considerado como la enfermedad de la civilización del siglo XXI. Hace cien anos, este problema no afectaba a más que un 1% de la población, mientras que se estima que hoy en día hasta un 30% de los espanoles sufre algún tipo de alergia. La cifra es alarmante, ya que una alergia que no se trate puede acarrear consecuencias como el asma o la dermatitis atópica. Además, alergias como la de la proteína de la leche de vaca pueden evolucionar con el tiempo debido a un contacto más frecuente del organismo con otros alérgenos y acabar afectándonos por inhalación. Esto se conoce como marcha atópica: es el paso de una forma de alergia a otra.

 

Una de las causas más comunes de las alergias son los alérgenos procedentes del aire, es decir, los ácaros o el moho que son tan difíciles de prevenir en casa. Al enterarse de que su hijo tiene alergia, muchos padres se alarman ante la perspectiva de cambiar por completo la decoración de la casa, sus hábitos y su estilo de vida. Estos miedos suelen guardar relación con el espacio en el que el nino pasa más tiempo, es decir, su habitación y su cama. Hoy os contamos cómo organizar la habitación de vuestro pequeno alérgico para que sea segura para él.

 

Suelo y paredes

 

En este caso debemos aplicar la vieja regla de “menos es más”. En la habitación de un alérgico, la opción más beneficiosa es tener los suelos y las paredes totalmente descubiertos. Se recomienda que el suelo esté hecho de madera natural o recubierto de un barniz al agua. Por otro lado, se desaconseja usar productos como ceras o aceites. Para que nos sea más fácil mantener la habitación limpia, una buena idea es comprar un suelo de parquet, pero no cualquiera: tiene que haberse fabricado sin aditivos perjudiciales. Uno de los mayores dolores de cabeza de los padres de alérgicos es que no pueden meter alfombras ni felpudos en la habitación. Esto se puede solucionar muy fácilmente, de todas formas. Existen alfombras especiales para alérgicos que, además de impedir el desarrollo de ácaros, son resistentes al moho y tienen la capacidad de absorber el polvo del aire. Una alternativa a las alfombras son los felpudos de algodón, que dan un toque cálido a la habitación y son un buen sitio para jugar en el suelo. Además, se lavan a máquina rápida y fácilmente.

 

Las paredes de la habitación de un alérgico no pueden tener papel pintado ni demasiados cuadros y decoraciones en las que se acumule polvo. La suciedad se sedimenta mucho menos en una superficie lisa que en una rugosa con numerosas hendiduras. En cualquier tiendas de bricolaje tenéis pinturas con certificados de la Asociación Polaca de Alergología $$$ que no contienen sustancias perjudiciales que puedan intensificar la enfermedad. En nuestro post de mayo podéis encontrar más información sobre las pinturas recomendadas para los alérgicos.

 

La cama y los muebles

 

La mejor opción para vuestro pequeno alérgico es comprar una cama y unos muebles de madera natural de buena calidad. Este material no posee ninguna propiedad alergénica, y además tiene propiedades antiestáticas. Esto significa que en las camas y los muebles de madera no se acumula polvo. Otra cuestión importante es elegir bien un fabricante que garantice que la cama se ha barnizado según las normativas vigentes y que posea los certificados pertinentes de las sustancias utilizadas. Os recomendamos adquirir una cama sin cajones, a ser posible ligeramente elevada, para que sea fácil limpiar el espacio que queda por debajo. Desde el punto de vista de la alergia, las literas y las camas altas también son una buena elección. Las moléculas de polvo pesan más que el aire, así que tienden a caer al suelo. Al dormir en lo alto, vuestro peque respirará un aire más limpio que el de la parte baja de la habitación, sobre todo por la noche cuando se estanca.

 

El colchón que elijáis es igual de importante que la cama. Se desaconseja que los alérgicos duerman en colchones con aditivos de coco o trigo sarraceno. La recomendación es comprar un colchón de estructura compacta hecho de materiales sintéticos. La espuma, el látex y la esponja son perfectos si tenéis un hijo alérgico a los ácaros o al moho.

 

Productos textiles, peluches y juguetes

 

Cuesta imaginar una ventana que no esté decorada con cortinas. No solo cumplen una función estética, sino que sobre todo garantizan privacidad e impiden que personas ajenas nos observen. No se recomienda colgar cortinas pesadas gruesas en la habitación de un alérgico, pero unos visillos más ligeros pueden ser una opción válida. Lógicamente, tampoco hay ningún problema con las persianas externas. Lo único que tenemos que garantizar al colgar los visillos en la habitación del alérgico es lavarlos y limpiarles el polvo a menudo.

 

Seguro que vuestro peque tiene un peluche que se ha convertido en su mejor amigo. Sin embargo, estas suaves y peludas mascotas son el lugar perfecto para que los ácaros campen a sus anchas. Recomendamos limitar la cantidad de peluches en su habitación. En su lugar, poned juguetes de madera o de plástico que sean fáciles de limpiar. En el caso de los juguetes de madera, prestad atención a los barnices que se hayan usado al fabricarlos de la misma forma que lo hacéis con otros productos barnizados. Deben contar con los certificados necesarios que garanticen la seguridad al contacto con una persona alérgica.

 

WNM Group

Entrega segura
Envío en 24h
100 días de plazo de devolución
Compras seguras